The Mail Company colabora como Empresa «Supermaja» en la campaña solidaria Reyes Majos

Por noveno año consecutivo, The Mail Company se hace cargo de los envíos de los regalos de los Reyes Majos.

Más de 2300 voluntarios envían regalos a personas en situación desfavorable por Navidad.

La Fundación Miaportación organiza por duodécimo año consecutivo su campaña solidaria “Buscamos Reyes Majos” para cumplir cientos de sueños con la ayuda de sus voluntarios.

Desde hace doce años, pocos días antes de Navidad, cientos de voluntarios se convierten en Reyes Majos y envían sus regalos solidarios a diferentes entidades sociales de España. Su misión es cumplir los deseos navideños de personas adultas que se encuentran en situación desfavorable o que necesitan un poco de cariño. Personas sin hogar, familias inmigrantes, personas mayores o personas con discapacidad intelectual que viven en residencias escriben su carta a los reyes y, gracias a la magia de los Reyes Majos, ven cumplido uno de sus deseos.

Para que toda esta ilusión sea posible, la Fundación Miaportación se encarga de buscar a personas solidarias que quieran convertirse en Reyes Majos y recibir una de las cartas de la campaña. En concreto, esta edición, cuenta con la ayuda de más de 2300 Reyes Majos y 15 Empresas Majas, que participan recibiendo cartas en sus oficinas. Además, por sexto año consecutivo, The Mail Company colabora como Empresa Supermaja al hacerse cargo de los envíos de los regalos de los Reyes Majos que participan desde su empresa. Y Glovo también vuelve a participar este año facilitando envíos de regalos de Reyes Majos particulares. El proyecto se realiza con la colaboración de diferentes entidades sociales de España, que proporcionan las cartas de la campaña, que están escritas por las personas usuarias. Este año cuentan con la participación de 36 entidades sociales de Barcelona, Madrid, Valencia, Gijón y Murcia. Todas ellas son entidades colaboradoras de la Fundación Miaportación y de su plataforma Miaportacion.org, una web de microdonaciones donde, gracias a la ayuda de particulares y algunas empresas, diariamente ayudan a las entidades locales a cubrir sus pequeñas necesidades.

Como siempre, la implicación de las entidades sociales y de todos los Reyes Majos ha sido abrumadora, pero este año, es especialmente ilusionante ya que, gracias al trabajo de las entidades sociales y a la solidaridad de todos los voluntarios, se ha podido casi duplicar el número de cartas y de regalos de la Navidad anterior, que ha pasado de 1700 a 2300 Reyes Majos.